Poke, el ultimo “hit” de la comida “healthy” ha llegado para quedarse

Cómo disfrutar de una ensalada deliciosa, sana y perfecta en el trabajo
10 septiembre, 2020
Qué comer tras el entrenamiento para conseguir tus objetivos
15 octubre, 2020

Poke, el ultimo “hit” de la comida “healthy” ha llegado para quedarse

El poke es la última tendencia de la tan de moda comida “healthy”, pero su origen es milenario. Mucho antes de que occidental alguno llegara a Hawái, los nativos de la isla comían maka (pescado crudo), que amasaban con los dedos o cortado transversalmente en pedazos (significado literal de la palabra poke). Le añadían sal, limu crujiente (delgadas hojas de vidrio basáltico que se formaba cuando la lava pahoehoe entra en el mar), para preservar el pescado y darle textura e inamona, un condimento utilizado en la cocina tradicional del archipiélago, hecho de nuez de kaki tostada y sal marina.

Con el tiempo, este sencillo plato se fue transformando, influido por la cocina japonesa y su forma actual se hizo popular en la década de los 70, coincidiendo con la llegada masiva de japoneses a las islas para trabajar en las plantaciones de azúcar. Estos fueron quienes introdujeron la soja, las algas y el arroz en la receta tradicional de los polinesios de la zona. Y no fue hasta la llegada de verduras extranjeras, como el tomate o la cebolla, sobre el siglo XIX, cuando se introdujeron en la receta para convertirla en ese bowl de arroz, pescado, aguacate, pepino, sésamo o cebolleta que hoy conocemos como poke.

Aunque al internacionalizarse han surgido infinidad de versiones, los auténticos restaurantes hawaianos no ofrecen más de una docena de combinaciones. El atún, el pulpo o el salmón, se acompaña de salsa de soja y arroz. También se le puede añadir algas, cebollas en vinagre, taegu coreano, tsukemono (encurtido japonés) o cacahuetes hervidos.

Pero, como la mayoría no tenemos la posibilidad de viajar a Hawái para degustar el verdadero poke, hoy os proponemos una versión bastante parecida e igualmente exquisita y saludable que podemos preparar en casa.

Poke tradicional en tu casa

Aprovechemos la suerte de vivir en un país marinero, donde se encuentra el mejor pescado fresco, para preparar un poke delicioso. Nosotros te proponemos el más tradicional de atún, pero también puedes optar por el de salmón.

Para su elaboración solo tienes que cortar en dados el atún. Si usas pescado congelado, deberías descongelarlo la noche anterior sobre una rejilla, en la parte menos fría de la nevera. Antes de utilizarlo, se seca bien con papel de cocina y una vez eliminado todo el líquido procedes al cortado y lo reservas. Para rehidratar las algas (wakame y hijiki), las dispones en un cuenco con agua caliente durante unos 5 o 10 minutos. Transcurrido este tiempo, las escurres bien y las picas. A continuación, picas la cebolleta muy fina y el cebollino. Cortas el aguacate en gajos y tuestas las semillas de sésamo.

En un plato o fuente colocas el pescado y mezclas con la cebolleta, la mitad del cebollino, las algas, la salsa de soja y el aceite de sésamo. Disponemos raciones individuales en un cuenco y añadimos el aguacate, que habremos remojado con un poco de zumo de lima o limón. Finalizamos nuestra elaboración con un poco de cayena y sal y decoramos con el resto del cebollino.

Antes de degustar el poke dejamos reposar la elaboración unos 5 minutos, pero no más tiempo pues no queremos que quede como un marinado. Aunque la receta tradicional no añade acompañamiento alguno, si quieres convertirla en un plato más completo y nutritivo, puedes acompañarla con una guarnición de arroz blanco jazmín, que pondrás como base del cuenco, antes de añadir los ingredientes anteriores.

Para la preparación del arroz, lo cocemos en agua salada. En un cuenco, apto para microondas, ponemos un buen chorro de vinagre de arroz con el azúcar y lo calentamos hasta que este último se disuelva. Una vez amalgamado, lo agregamos al arroz y enfriamos abanicando, al tiempo que removemos para que los granos se vayan separando.

Es fundamental que no olvides que, si compras el pescado fresco, deberás congelarlo para evitar el anisakis.

El poke clástico tiene como base el arroz de jazmín, pero actualmente se puede encontrar con arroz integral, quinoa e incluso con fideos de calabacín. También se ha ampliado el abanico de condimentos y puedes personalizar tu bowl con cebolleta, cebolla frita, mango, edamame, zanahoria, o pepinillo.

Y la guinda del poke es, sin duda, la salsa. Aunque en algunos locales te ofrecen una amplísima variedad, el tradicional y a nuestro gusto el aliño más delicioso, es el que se elabora con salsa de soja, wasabi o aceite de sésamo.

Si todavía no has sucumbido a la tentación de probar el poke, recuerda que es uno de los platos más completos y saludables que puedes probar, gracias a su bajo contenido en calorías y grasas saturadas y a su alta aportación de Omega-3, proveniente del aguacate o pescados como el salmón o el atún. Además, es un plato asequible, fácil de preparar y muy atractivo, tanto por su colorido como por su delicioso y exótico sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies