Perritos calientes: mucho más que el abanderado de la comida callejera

Cómo preparar un picnic delicioso, saludable y sencillo de hacer y transportar
23 abril, 2020
Los cinco pilares de una dieta sana y equilibrada
28 mayo, 2020

Perritos calientes: mucho más que el abanderado de la comida callejera

Los perritos calientes son, sin duda, una de las estrellas de la muchas veces mal llamada “comida basura”. Si pensamos en Hot Dogs nos viene a la cabeza un panecillo con una salchicha dentro y como mucho, mostaza y kétchup. Pero ¿y si te dijera que en EEUU, el 26 de agosto, se celebra el día del Hot Dog? Es más ¿Sabías que en este país existe un sesudo comité, dedicado a cuidar y profundizar en todo lo referente al perrito caliente? Pues así es, el National Hot Dog and Sausage Council (Consejo Nacional del Hot Dog y la Salchicha) vela porque tanto la carne como el panecillo mantengan la calidad y tradición que ha hecho de los Hot Dogs un orgullo patrio.

Por todo ello, tal vez deberíamos dejar de menospreciar esta sencilla receta, que ha saltado las fronteras del país norteamericano, para hacer las delicias de niños y mayores de todo el mundo. Da prueba de ello un reciente artículo del huffingtonpost.com que analiza cómo numerosas naciones de todo el mundo han adoptado el hot dog en su cocina, reinterpretándolo y elevándolo, incluso, a la categoría de exquisitez. Repasemos algunos de ellos:

  • Hot Dog versión china. Los chinos han adoptado el perrito caliente americano sin apenas variaciones en sus ingredientes. Eso sí, existe una notable diferencia en el tamaño de las salchichas, que en el país oriental son mucho más pequeñas. La razón: que los orientales priman los hidratos de carbono en su alimentación sobre las proteínas y creen que un panecillo tan pequeño como el de un perrito debe ir acompañado de una salchicha de un tamaño acorde.
  • Versión holandesa. Los holandeses han tomado lo mejor del perrito y de una tradicional pizza y han creado lo que podríamos llamar una “pizza-dog”. En cualquier rincón de la capital holandesa puedes encontrar un típico snack, compuesto de una base de pizza coronada por una salchicha. Una curiosa combinación pero, aunque no lo creas, está realmente bueno.
  • El Hot Dog Brasileiro. O ¿tal vez deberíamos llamarle “sopa-hot dog”? Y es que en Brasil se le añaden tantos ingredientes que bien podría cubrir las necesidades alimenticias de una familia completa. Pimienta roja, pimienta verde, huevo duro, cebolla, maíz, guisantes, queso parmesano o mayonesa. Ah! y las patatas fritas que no falten.
  • Hot Dog a la italiana. En Italia el perrito es definitivamente distinto y sin duda, uno de nuestros preferidos. Un gran pan de brioche, relleno de salchicha cortada en rodajas y una gran dosis de mayonesa, es todo un reflejo de las influencias francesas y alemanas que han enriquecido la gastronomía italiana.
  • Perrito coreano. Es, seguro, uno de los más difíciles de digerir. Y es que, no contentos con la contundencia de los ingredientes tradicionales, los coreanos rodean la salchicha con patatas fritas. Hay quien dice que es una mala reinterpretación de las preferencias culinarias de los americanos durante la guerra de Corea.
  • Hot Dog a la sueca. Si los suecos son conocidos por su diseño de líneas limpias, colores neutros y formas sencillas, en lo que se refiere al perrito caliente se han ido al otro extremo. La receta sueca es toda una amalgama de ingredientes como el pan tipo pita, la salchicha estilo Bolonia, puré de patatas, mostaza, mayonesa verde y por si todo esto fuera poco, ¡se corona con una ensalada de gambas por encima!
  • Perrito nipón. En la capital mundial del sushi, los perritos no iban a perder sus raíces marineras. Si pides un Hot Dog en Japón ¡olvídate de la montaña! porque aquí cada ingrediente es y sabe cien por cien a mar. Salchicha de marisco servida con sashimi de calamar, natto (judías de soja fermentadas) y algas. Puede parecer una receta extraña pero puede que te sorprenda para bien…
  • Perrito Ruso. Podríamos esperar que, dada la tradicional rivalidad y distancia física y cultural que separa a Rusia de Estados Unidos, su perrito caliente fuera una versión radicalmente diferente, pero ni mucho menos. El Hot Dog moscovita es una copia idéntica del americano. Pan, salchicha, mostaza y kétchup.

Como ves, la internacionalización del perrito ha hecho que existan tantas versiones como países o tradiciones culinarias pero, puestos a quedarnos con uno, nosotros os proponemos la versión Hot Dog made in Spain o por lo menos, una de las recetas más acertadas que hemos encontrado en nuestro país. Esta elaboración requiere del típico panecillo de perrito caliente, eso sí ligeramente tostado por su cara interior, que untaremos con nuestra tradicional salsa romesco. Cubriremos las bases de pan con hojas verdes y sobre éstas colocamos las salchichas, previamente hervidas. Sobre ellas, disponemos aceitunas cortadas en rodajas y gajos de tomate cherry, cerramos el panecillo y ¡a disfrutar!

Y, si admitís una última sugerencia, más allá del tradicional perrito con salchicha de Frankfurt, podéis preparar un panecillo con cada una de nuestras variedades Piken, como la Bratwurst, la Bockwurst e incluso la versión más saludable de pavo. Una vez montado, siguiendo la recta anterior, cortáis cada perrito en tres trozos y tendréis una original y deliciosa degustación, con la que sorprender a vuestros amigos o familiares en cualquier comida o cena informal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies