Desayuno inglés: una deliciosa manera de comenzar tus días especiales

Currywurst, el plato indispensable si vas a viajar a Berlín
10 abril, 2019
Cómo y qué productos lácteos pueden consumir los intolerantes a la lactosa
13 mayo, 2019

Desayuno inglés: una deliciosa manera de comenzar tus días especiales

Que el desayuno es la comida más importante ya nadie lo duda. Expertos en nutrición, endocrinos e investigadores coinciden. Lo que no está tan claro es cuáles son los ingredientes ideales de la que es la primera comida del día. Y es que, seguramente, hay tantas recetas como personas, situaciones, edades o formas de vida. Así que hoy os vamos a proponer un tradicional y delicioso desayuno que, obviamente, no es el primero en el ranking de los más saludables, pero que sí podemos disfrutarlo en momentos ocasionales, como fines de semana en familia, a modo de brunch o para aquellas jornadas en que necesitas un aporte extra de energía. Hablamos, como no, del desayuno inglés.

Tiene su origen en el siglo XIII y era la manera en que la nobleza inglesa obsequiaba a sus invitados en sus castillos. Después, fue adoptado por la burguesía y poco a poco se fue popularizando hasta convertirse en un habitual tanto de los hogares como en las cartas de los hoteles de todo el mundo.

Se compone principalmente de beicon, huevos, salchichas, pero también suele acompañarse de otros alimentos como alubias, champiñones y por supuesto, tostadas, mantequilla, mermeladas y café o té.

Hoy os vamos a dar la tradicional receta del Reino Unido, pero con una sugerencia que seguro que os va a encantar: como las salchichas británicas no son fáciles de encontrar, os proponemos que utilicéis alguna de las variedades que nos ofrece Piken. Brockwurst, Frankfurt, Bratwurst o la más ligera de pavo. Todas ellas son igualmente deliciosas pero además mucho más saludables.

Vamos con los ingredientes para nuestra receta:

  • 2 huevos
  • 2 lonchas de beicon
  • 2 salchichas
  • 60 g de champiñones
  • Un tomate
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 50 g de mantequilla
  • Alubias con tomate o baked bean de lata (opcional)

Preparación:

  1. Añadimos la mantequilla a la sartén y cuando se deshaga freímos las salchichas unos 5 minutos a fuego lento, girándolas de vez en cuando hasta que se doren un poco.
  2. Retiramos las salchichas de la sartén y añadimos el beicon, que sofreímos durante dos o tres minutos. Reservamos en la sartén.
  3. Lavamos los champiñones y los salteamos con un poco de mantequilla en otra sartén durante unos 4 minutos (la receta tradicional inglesa es con mantequilla, pero se puede sustituir
  4. perfectamente por aceite de oliva).
  5. A continuación cortamos los tomates y los añadimos a la sartén con los champiñones para que se doren ligeramente.
  6. Colocamos en un plato los tomate, los champiñones, las salchichas y el beicon.
  7. Tostamos el pan.
  8. Freímos los huevos en la sartén donde hicimos las salchichas, para que tomen su aroma, hasta que estén a nuestro gusto. Incorporamos al plato con el resto de los ingredientes, los
  9. servimos con las tostadas y ¡a disfrutar!

En el Reino Unido este desayuno suele acompañarse con el tradicional té británico pero café, zumos o leche también pueden ser el perfecto colofón de esta fantástica receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies