Cómo preparar un picnic delicioso, saludable y sencillo de hacer y transportar

Si quieres mantener tu peso ideal la clave no es comer menos sino mejor
9 abril, 2020
Perritos calientes: mucho más que el abanderado de la comida callejera
14 mayo, 2020

Cómo preparar un picnic delicioso, saludable y sencillo de hacer y transportar

Seguramente pensarás que el confinamiento por el Covid-19 no es el mejor momento para aconsejarte cómo preparar un picnic, pero todos los psicólogos aconsejan buscar proyectos o planes con los que ilusionarnos para cuando, más pronto que tarde, podamos salir de este encierro. Y ¿qué plan más apetecible, precisamente ahora, que una excursión al campo, el mar o la montaña, en la que degustaremos un delicioso menú? ¿Y si te dijera que además de delicioso podría ser saludable y equilibrado? Pues bien, si quieres empezar a “soñar” con lo que seguro pronto será una realidad, nosotros te damos unos consejos con los que harás de este divertidísimo plan un momento perfecto para cuidar la salud de los tuyos.

Y es que, muchas veces, cuando nos plantamos salir de excursión, lo último que nos apetece es ponernos a cocinar y acabamos comprando, en el supermercado más cercano, toda suerte de aperitivos prefabricados, fritos repletos de grasa, bebidas azucaradas y demás comida basura. En resumen, un montón de alimentos procesados que, si consumimos con frecuencia, pueden ser nocivos para nuestra salud.

Nosotros te proponemos un reto: invertir una pequeña parte de tu tiempo en preparar una comida saludable, apetitosa y facilísima de preparar y transportar.

Hay dos claves para que el picnic esté a gusto de todos: la variedad y hacer partícipes a todos los comensales de la elección de nuestro menú. Hay multitud de preparaciones deliciosas a base de frutas, legumbres, verduras, bebidas caseras o frutos secos (un aperitivo perfecto, sano y cargado de energía). El picnic ideal debería incorporar una buena ración de hortalizas, una porción de cereales ( a ser posible integrales), otra de legumbres y finalmente carnes, pescados o huevos. Te damos algunas ideas:Ensaladas. Las típicas ensaladas verdes no son muy aconsejables para una excursión pues, por buena que sea la nevera que lleves, si es que la tenéis, acaban pochándose, perdiendo su sabor y buena parte de sus propiedades nutricionales. Por eso, te aconsejamos que optes por ensaladas de pasta, arroz o legumbres. Solo tendrías que añadir, por ejemplo, un poco de pollo, jamón, rodajas de salchichas de Frankfurt o salmón; verduras salteadas, espárragos, zanahoria o maíz y como salsa, si te aburre el típico aceite y vinagre, lo ideal es que elabores una especie de mahonesa pero sustituyes el huevo por yogur. Si además le añades alguna especia que os guste el éxito está garantizado.

Humus. Si en tu familia no os entran las legumbres por los ojos, te proponemos que prepares humus. Es súper sencillo. Solo tienes que poner un bote de garbanzos cocidos en la batidora, medio ajo (opcional), una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra, un chorro de limón, sal y una cucharada de tahini (si no tienes puedes añadir un poco de pimentón o comino). Aunque no es el original, el humus también queda delicioso si sustituyes los garbanzos por alubia blanca o lentejas. Y si quieres darle un toque original, a los ingredientes anteriores les puedes añadir un poco de hierbabuena, pimientos asados o remolacha. Para dipear, puedes optar por los típicos nachos (siempre que sean los naturales, no los que están cargados de aromas químicos y conservantes), pero nosotros te aconsejamos que optes por llevar verduras como zanahorias o apio cortados en barritas. Son deliciosas y mucho más sanas.

Gazpacho. Si estamos en verano, nuestro querido gazpacho puede ser una opción ideal para tu picnic. Puedes optar por los que venden en el supermercado, siempre elige el que en sus ingredientes solo aparezcan hortalizas, aceite de oliva virgen y como mucho pan, y evita los que incluyen xantana, grasas o conservantes. En cualquier caso, nuestro consejo es que lo prepares tú mismo con tomate, pepino, pimiento, ajo, pan (opcional), aceite, vinagre, sal y agua.

Tortillas. Si es verano la tortilla no sería muy aconsejable, salvo que tengas una buena nevera transportable en la que guardarla hasta el mismo momento de servirla. Puedes optar por la típica de patata, con o sin cebolla, o añadirle un extra de nutrientes en forma de rodajas de calabacín, pimientos o alcachofas.

Bocadillos gourmet. Solo tienes que elegir un pan (nosotros te recomendamos que sea integral y a ser posible de centeno), y los ingredientes que más te gusten. Un ejemplo: pan de centeno, berenjena a la plancha, cebolla asada, pavo, aguacate y salsa de yogur. ¿Qué más se puede pedir?

Postre. La fruta fresca de temporada es, sin duda, la mejor opción pero, si quieres rizar el rizo, unas brochetas de frutas cortadas a trozos o una macedonia, pueden también hacer las delicias de los más golosos.

Bebida. Los refrescos, incluso los que son sin azúcares, tienen gran cantidad de conservantes, y edulcorantes no precisamente recomendados por los científicos. Así que nosotros te recomendamos que optes por agua, con o sin gas, infusiones heladas o zumos naturales de frutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies