Alimentación equilibrada, ejercicio y paciencia: tus tres aliados para recuperar la figura

Descubre nuestras 6 nuevas recetas para elaborar en 20 minutos
10 septiembre, 2019
Oktoberfest, una multitudinaria fiesta que es mucho más que cerveza a raudales
10 octubre, 2019

Alimentación equilibrada, ejercicio y paciencia: tus tres aliados para recuperar la figura

El verano ha pasado a la historia y nos han dejado un montón de buenos recuerdos y también, en la mayoría de los casos, algún kilillo de más. Pero, ¡que no cunda el pánico! Si recuperamos nuestros buenos hábitos alimenticios y deportivos y tenemos un poco de paciencia nuestra figura pronto volverá a ser la que era antes de los excesos estivales. Ah, ¿que no sabes qué queremos decir con lo de buenos hábitos…? Pues tranquilo porque nunca es tarde para conocerlos, ponerlos en práctica y disfrutar de unos beneficios que van mucho más allá de un cuerpo esbelto y estético. Si quieres comprobarlo solo tienes que seguir estos consejos: 
  • Las prisas son malas consejeras. Así que nada de intentar paliar los excesos veraniegos ayunando o haciendo una dieta draconiana que sólo convertirá vuestro cuerpo en un yoyó y ralentizará vuestro metabolismo, haciendo que cada vez os sea más difícil perder peso o lo que es peor, que cada vez os sea más fácil ganarlo. 
  • Cinco comidas obligatorias. Comer pequeñas cantidades cada pocas horas (como mínimo cada 3 horas) es la mejor manera de mantener nuestro metabolismo permanentemente ocupado y evitar que nuestro cuerpo se proteja del ayuno almacenando energía en forma de grasa. El mejor antídoto: no saltarse ni una de las 5 comidas recomendadas.
  • Hidratos de carbono a raya. La tercera regla de oro para recuperar vuestro peso es controlar más que nunca la ingesta de hidratos de carbono. Reduce al máximo o mejor suprime el consumo de alcohol, dulces, pan blanco, bollería y pastas y opta por su versión en integrales e hidratos de carbono complejos. Sería bueno que buscaras en internet una de las muchas tablas que hay publicadas con la clasificación de los alimentos y sus índices glucémicos. Deberías optar por aquellos de índice bajo o como mucho medio. Y ahora más que nunca,¡evita los hidratos de carbono por la noche! Mejor como parte de un desayuno completo, después de entrenar o en pequeña cantidad en la comida, combinados con una proteína magra.
  • Grasas sí pero no saturadas. Opta por aquellas más saludables como el aceite de oliva, el aguacate o el salmón y eso sí, que no superen el 20% de tu ingesta de nutrientes diarios.
  • Proteínas, verduras y frutas, las grandes protagonistas de tu alimentación. Inclúyelas en las cinco comidas y en cuanto a las proteínas, mejor opta por carnes blancas, huevos y pescados. Nos ayudarán a mantener nuestros músculos fuertes y nuestro metabolismo permanentemente activo y quemando calorías y grasas sin parar. En este punto, una buena opción sería cualquiera de las deliciosas especialidades alemanas de Picken: desde la clásica Frankfurt a la sabrosa y especiada bratwurst o la riquísima bockwurst y muy especialmente la más ligera de  nuestra gama, las salchichas de pavo.
  • Opta por alimentos ricos en cromo. Mejillones, langostinos, ostras, peras, champiñón o tomate son ricos en este mineral y nos ayudan a mantener unos buenos niveles de insulina y mejorar su eficacia, evitando que los azúcares queden almacenados en nuestro organismo en forma de grasa.
  • Duerme entre 7 y 8 horas diarias. Descansar poco hace que nuestro cuerpo sienta más ganas de ingerir comidas grasas.
  • Al super sin hambre y con una lista. Así evitarás sucumbir a la tentación y comprar alimentos muy apetecibles pero saturados de grasas y azúcar.
  • Cálzate las zapatillas. Si la alimentación es la base para perder peso (el 70 % de tu éxito), tu segundo gran aliado es el deporte. Al menos deberías dedicar cuatro horas semanales a hacer ejercicio, alternando entrenamiento de fuerza y cardio. El entrenamiento cardiovascular, como correr, nadar, andar en bicicleta o simplemente caminar (al menos una hora) es importante para quemar calorías y grasas, pero te recomendaríamos que, si no lo has hecho ya, probaras las rutinas interválicas, como el HIIT. Combinan fuerza y resistencia y pondrán a trabajar tu metabolismo como nunca. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies