Cómo y qué productos lácteos pueden consumir los intolerantes a la lactosa

Desayuno inglés: una deliciosa manera de comenzar tus días especiales
24 abril, 2019
Picken se suma al día nacional del celiaco
27 mayo, 2019

Cómo y qué productos lácteos pueden consumir los intolerantes a la lactosa

Una gran parte no están diagnosticados pero el 70% de la población mundial es intolerante a la lactosa. Podría parecer una exageración pero lo cierto es que la explicación histórica y científica es más que convincente. El ser humanos era cazador y carnívoro y hasta que se hizo pastor y comenzó a ordeñar vacas nunca necesitó digerir la leche porque no la consumía. Puede parecer mucho tiempo pero, después de millones de años de evolución, el hombre comienza a consumir lactosa hace tan solo 11.000 años en Europa del Norte (de aquí que los europeos seamos los que mejor la toleramos).

Desde ese momento comienza a producirse una adaptación del organismo (una alteración genética) y poco a poco el ser humano adulto comienza a tolerar la leche. A pesar de esta adaptación, después de la lactancia, sufrimos una espontánea disminución de la lactasa (una encima fundamental para la digestión de la lactosa) y en aquellas personas en que esta disminución es más acusada se produce la llamada intolerancia.

Los lácteos son fundamentales para nuestra salud ósea

Pero, a pesar de formar parte de este 70% de intolerantes, no es aconsejable suprimir radicalmente el consumo de productos lácteos, pues son el alimento con más calcio. Desde un punto de vista nutricional, una persona adulta necesita entre 1000 y 1500mg de calcio para mantener un correcto estado de salud ósea. Una ingesta especialmente aconsejable en niñas y jóvenes para prevenir la osteoporosis después de la menopausia.

Por tanto, aquellas personas a las que la leche les produce molestias digestivas deben disminuir su consumo u optar por otros productos lácteos con menos lactosa pero no suprimirlos. La aparición en el mercado de la leche sin lactosa ha sigo una gran ayuda ya que nos permite el consumo regular de leche, garantizando así un buen estado nutricional y el correcto aporte de calcio que necesitan nuestros huesos.

Otro punto importante a tener en cuenta es cómo tomar la leche para que nos siente bien si somos intolerantes. Normalmente lo que produce las molestias es ingerir cantidades altas de leche, especialmente después de las comidas. Se consideraría una ingesta alta unos 12 gramos de lactosa o lo que es lo mismo, un vaso entero de leche. Por tanto, es aconsejable repartir el consumo durante todo el día, reduciendo así el tamaño de cada toma y con ello las molestias digestivas.

¿Qué pasa con productos lácteos como los quesos o los yogures?

El yogur es más aconsejable para los intolerantes que la leche, ya que la fermentación reduce la lactosa a la mitad y además los cultivos de bacterias que se utilizan en este proceso ayudan a su vez a fermentar la lactosa todavía presente. Y en caso de que la intolerancia sea aguda, también hay ya en el mercado yogures sin lactosa. Eso sí, debes tener especial cuidado con productos como la leche en polvo, evaporada, condensada o concentrada pues, contra la creencia popular, tienen mucha más lactosa que la leche común de vaca, cabra, oveja o búfala.

El caso de los quesos es similar. Además de que su digestión es más lenta, sin son quesos curados tienen mucha menos lactosa (están fermentados) y por tanto su tolerancia es mucho mayor.

Otro conejo importante para los intolerantes a la lactosa es que lean el etiquetado de los alimentos preparados o precocinados, porque muchos llevan en su composición lactosa, leche en polvo, leche, suero lácteo o nata. Pero, si tomas estas precaución, no tienes por qué renunciar al consumo de estos productos. En el mercado hay una gran variedad de productos deliciosos como las salchichas Piken, nutritivas, santísimas y elaboradas, tanto en su variedad Bockwurst, como las Frankfurt o las Bratwurst sin lactosa, sin gluten, sin glutamato, sin fécula y sin fosfatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies